Gente joven y mayores con tradición. Un equipo de trabajo profesional con base en la amistad, atención al cliente y sólidos principios éticos marcan a las empresas que perduran.

Estaba haciendo mis primeras armas en el periodismo especializado aquél 1995 cuando me tocó entrevistar a Patrick Campbell. Concurrí a su oficina y allí me presentó a Mutimar la empresa que venía de crear. Con desbordante pasión habló de “la nueva tripulación” y expresó conceptos novedosos para la actividad.

También presentó a sus principales colaboradores, que por ventura son los mismos que lo acompañan el día de hoy. Entrevistarlo dos décadas más tarde es comprobar que Campbell supo mantener la unidad histórica entre su credo por el trabajo en equipo, y la conducta leal y firme con que lo practicó.

PASIÓN Y CONVICCIONES SE MANTIENEN INTACTAS

Llegué a la entrevista con una sola pregunta en mente. Qué consejos le daría a quien piensa crear una empresa en el rubro transporte y logística. “Primero evaluar bien el mercado, el país y su inserción en el mundo. Una vez trazada la estrategia, lo que sigue es trabajar pensando siempre en la fortaleza del equipo, para poder delegar y tener gente con honestidad y ética.

Hay que apoyarse en el respeto por el conocimiento, en la gente joven y los mayores con tradición”, resaltó el directivo.

A juicio de Campbell, “no se puede formar una empresa pensando solo en lo económico. Obviamente que todas están para ganar dinero, pero el paso por la vida es corto. Hay que hacer lo que a uno le guste, con pasión y compartirlo con gente a la que también le guste”.

Una vez consolidado el equipo, el secreto pasa por el servicio. “Pudimos consolidar una compañía orientada por una clara filosofía oriental o japonesa, con nítidos conceptos de atención al cliente. En ese rubro nos preparamos, nos hemos distinguido y somos reconocidos por los clientes”, aseguró Patrick Campbell.

Cuando la Nippon Yusen Kaisha (NYK) ingresó al paquete accionario de la compañía, trajo temas nuevos de responsabilidad social empresaria, códigos de ética y anticorrupción. “Al aplicar esos valores en países como el nuestro, se corre el riesgo de perder varios negocios y oportunidades, pero estoy orgulloso de que esto se haya dado por mantenernos dentro de
una estricta línea de conducta”, sentenció Campbell

A futuro, Multimar trabaja en las distintas líneas sucesorias. “Estamos identificando a los jóvenes referentes y talentos de la organización para garantizar la continuidad de la empresa. El desafío es ofrecerles un marco adecuado porque hoy no es sencillo retener a la gente joven que posee muchas inquietudes. A ellos les mostramos una empresa abierta para que sientan que aquí puede estar su futuro”, manifestó Patrick Campbell.

Miércoles 11 de noviembre de 2015
El Cronista Comercial
Suplemento Transport & Cargo
EDICIÓN ESPECIAL ■ VEINTE AÑOS DEL GRUPO MULTIMAR