NYK decidió implementar un nuevo esquena de empleo en el que los marineros japoneses trabajarán solamente en los buques y no en las oficinas de NYK.